El hombre de acero

Imprimir

Una composición fotografía que muestra cómo se convertía el personaje de Christopher Reeve en Superman, insertando una fotografía de él ya en silla de ruedas.

Corría el año 1952, el mundo de la postguerra intentaba reestablecer la convivencia pacífica en medio de ensayos nucleares, la división territorial y las ideologías políticas.

El virólogo norteamericano Jonas Salk, descubre la primera vacuna contra la poliomielitis. En el 7º Arte, se estrena Singin´ in the Rain, icónico film de revista, el cual inmortaliza a Gene Kelly, puesto que para la mayoría es muy difícil bailar tap, tornándose imposible si se pretende hacerlo bajo la lluvia. Comprar la dificultad y venderla como imposible es lo común, pero los seres humanos están dotados de grandes capacidades y muchas veces las personas pueden hacer mucho más de lo que creen.

Christopher Reeve posa con las manos en la cintura, esto vestido con un sudadero y teniendo de fondo una playa.

Aquel año en la Ciudad de Nueva York, nace Christopher D´Olier Reeve. Creció en Nueva Jersey desde los 6 años, viviendo al lado de su madre divorciada y un hermano, a quienes se unieron posteriormente su padrastro y dos hermanos más. Desde pequeño estuvo ligado al deporte, gustaba de nadar, era aficionado al hockey sobre hielo y la equitación; de igual manera gustaba del arte, por lo que fue barítono y debutó como actor a los quince años en un festival local.

Christopher y Robin: anécdota de dos desconocidos...

En 1973 estando en la universidad fue escogido junto al entonces hiperactivo joven Robin Williams para poder estudiar arte dramático en la prestigiosa Juilliard School de Nueva York. Al ser compañeros de cuarto, se hicieron amigos, prometiéndose uno al otro que si alguien alcanzaba el éxito, este se encargaría del otro para que no pasara hambre. Williams compartió que cuando él no tenía dinero como estudiante, Reeve llegaba con su comida para que los dos se alimentaran. Así inició una amistad para toda la vida de Reeve; los dos alcanzaron casi simultáneamente la fama, uno por cómico televisivo y el otro como un súper héroe.

2 fotografías, en una los entonces jóvenes Chris y Robin caminan por la calle con vestimenta de invierno. En la otra, voltean a la cámara antes de tomar un elevador.

 El actor

El parecido de Chris con el Superman del Comic, hizo que este se presentara al casting de la película, pintando su rubio cabello de negro y ocultando sus ojos azules con lentes. Fue elegido casi de inmediato por el director del film Richard Donner, para la clásica producción de 1978, que vio tres secuelas más. Reeve también es recordado por su papel de Richard Collier de la película de culto “Pide al tiempo que vuelva” de 1980.

 El súper hombre

Christopher Reeve apoyó decididamente a las Olimpiadas Especiales, asistiendo a eventos y dando conferencias que invitaban a la conciencia sobre las personas de la diversidad funcional. Era un gran activista que sin imaginar su destino, apoyó a la “Fundación Americana de Parálisis” desde 1982.

El actor se entrevista con el presidente de Estados Unidos Ronald Reagan, abogando por las personas con discapacidad.

 El amor

Se casó en 1979 con Gae Exton, agente de modelos que conoció durante el rodaje de Superman; tuvieron dos hijos, Matthew y Alexandra, el matrimonio duró hasta 1987.

En una fotografía se ve a la joven pareja con su hijo como de 4 años

Posterior a su separación, Chris conoce a Dana Morosini en un espectáculo nocturno, se enamoran y se casan en abril de 1992, ese mismo año nace su tercer hijo Will. Fueron inseparables y juntos lucharon por causas sociales.

Tres fotografías en donde Chris y Dana sonríen a los fotógrafos en distintos eventos sociales

Tetraplejía

Reeve participaba en un concurso de equitación el 27 de mayo de 1995, al intentar superar un obstáculo cayó de su caballo y se fracturo dos vértebras cervicales, seccionándose la médula espinal.

Un caballo salta una barda, fotografía a manera de ilustración

Se realizó una delicada intervención para intentar reparar el daño, advirtiéndose que él podría morir. Los médicos lograron recuperar el movimiento de los dedos de la mano izquierda, pero se anunció oficialmente que la lesión era de carácter irreversible y que Chris viviría de por vida con asistencia artificial para respirar.

Lea también: ¿Qué es tetraplejía?

Dos fotografías, en una Chris y Dana posan junto a los dos primeros hijos del actor, el varón tendrá unos 15 años y la niña unos 11 aproximadamente. En la segunda, Chris, ya en silla de ruedas, posa junto a Dana, a sus dos primeros hijos ya adolescentes y a su hijo más pequeño como de 6 años.

 La motivación

Nunca se aisló, enfrentó su realidad ante la atención mediática, viendo entonces su activismo desde otra perspectiva. En una entrevista para Don Francisco en español, se le pregunta como encontró fuerzas para continuar, Christopher refiere que además del cariño de todo el mundo y sus amistades, su esposa Dana había sido fundamental, al grado que las enfermeras del hospital siempre que ella llegaba decían que era su mejor medicina.

Su entrañable amigo Robin Williams ofreció pagar los gastos que el seguro no cubriera a Reeve. El día de la operación en la que se intentaría colocar correctamente el cráneo de Chris, Williams se presentó al hospital disfrazado de doctor ruso, decía que haría un examen de recto a Superman. La ocurrencia hizo que Reeve dijese que fue la primera vez que sonrió tras el accidente y que de alguna forma fue un mensaje de que todo saldría bien. Tiempo después, durante un invierno la pareja de Chris dijo que una noche debió reparar la calefacción de su casa, al nada más saberlo Williams se presentó a su casa con un generador que les había comprado. Dana se refirió a la amistad de ambos como: “Más que hermanos”.

Dos fotografías. En una Chris y Robin durante una entrega de premios, los dos lucen jóvenes. En la otra, Robin besa la cabeza afeitada de Chris quien está en silla de ruedas.

El Superman de la vida real ofrece un discurso inolvidable al siguiente año de su lesión. "Damas y caballeros... Christopher Reeve" dijo el anunciador, cuando el telón se levantó mostrando a un hombre en una silla de ruedas a medio escenario. Los aplausos llenaron la sala del Dorothy Chandler Pavilion en Los Angeles, con un "gracias" casi imperceptible. "Lo que ustedes no saben es que dejé New York, el Setiembre pasado y llegué aquí esta mañana... y estoy feliz de que haya sido así, porque no me hubiera perdido de este recibimiento por nada del mundo... así que gracias".

Christopher escribió que en algún momento le dijo a su esposa Dana que quizá era mejor que lo dejara para que él se suicidara. Ella respondió que estaría siempre junto a él pues era el mismo de quien se enamoró. Él escribe un libro que encabezó la lista de los más vendidos, este se llamó “Sigo siendo el mismo”.

Tres fotografías. En una Chris y Dana están abrazados, él en la silla de ruedas y ella reclinada a un costado de él, cubiertos por una frazada. En otra, se ve a Chris, ya tetrapléjico, y Dana acompañados de Robin en alguna noche de gala. En la última  Dana se inclina para abrazar a Chris en su silla de ruedas, ambos visten de gala.

 El legado

Cristopher continua con sus dotes actorales, incluso graba una película para televisión interpretando a un personaje en silla de ruedas, el cual en un momento debe dejar el respirador artificial, momento que él interpretó realmente al pedir la desconexión. Sus dotes histriónicos, los combina con un férreo activismo en favor de la utilización de las células madres en busca de la cura a las lesiones medulares. Hace recaudaciones, habla con el Congreso de EE.UU. así como con el Presidente de su nación. En algún momento dice que volverá a caminar, los medios lo magnifican.

En una fotografía se aprecia a los 3 hijos de Chris, la esposa de uno de ellos y la actriz Meryl Streep, durante una recaudación de fondos. La otra fotografía es de un científico que hace pruebas en un laboratorio, esto para la publicidad de la fundación.

La “Fundación Americana de Parálisis”, cambia a "The Christopher Reeve Foundation" que finalmente se llamó Christopher and Dana Reeve Foundation. La organización ha ayudado a miles de norteamericanos  en la adaptación a las lesiones medulares y en busca de su cura. En un informe, la fundación menciona a Asodispro como entidad de apoyo en Guatemala.

 La inmortalidad

Dana, la inspiración principal de Christopher, siempre estaba a su lado pero casualmente aquel 9 de octubre de 2004 debió salir a un compromiso profesional. Aquejado por las infecciones constantes debido al uso de catéteres y las ulceras, Reeve enfrentaba un cuadro de Sepsis (síndrome de varias anormalidades, provocadas por la mala respuesta inmunológica ante infecciones) por lo cual su médico le administró un antibiótico, pero el ya deteriorado organismo del actor respondió negativamente provocándole un infarto.

Una  portada de la revista Time y 2 de People muestran a Christopher Reeve

Christopher D´Olier Reeve muere un día después a los 52 años. Dana Morosini logra llegar al hospital antes del fallecimiento; posteriormente toma decididamente la causa de las personas con lesiones medulares. En agosto del siguiente año la ironía de la vida vuelve a la existencia de Dana y es diagnosticada con cáncer pulmonar, ella no fumaba. Se cree que ella adquirió la enfermedad cuando trabajaba en lugares cerrados como los clubes nocturnos. La inspiradora mujer fallece en marzo de 2006, dejando a su único hijo a cargo de los dos primeros hijos de Reeve.

Will Reeve describe a su padre como un ejemplar hombre que incluso, a pesar de su inmovilidad, le enseñó a manejar bicicleta; hoy día es comentarista de la cadena deportiva ESPN y miembro activo del consejo de la fundación de sus padres. Robin Williams se suicidó suspendiéndose con un cinturón en su residencia el 11 de agosto de 2014; su esposa Susan Schneider publicó una carta que refiere que Williams padecía Demencia de Cuerpos de Lewy, la tercera causa de demencia tras el Alzheimer.

Al icónico interprete de Superman se debe el haber hecho más visibles a las personas tetrapléjicas por lesión medular. Su lucha por encontrar la cura con el uso de células madre nunca hubiese tenido tantos avances sin su decidido apoyo y el de su amada esposa. La ironía presente en la historia de los Reeve es un claro mensaje: nadie está a salvo de adquirir una discapacidad o una enfermedad terminal; pero que todos igualmente somos capaces de afrontar las adversidades, si caminamos junto a gente bondadosa, si tenemos un buen propósito,  y si tenemos el coraje de morir de pie trabajando tras nuestros sueños.

 

Investigación/Redacción/Diseño/Edición:

Byron Pernilla

FUENTES:

Joanas Salk/Wikipedia

Singin´ in the Rain

Sepsis/Wikipedia

Más cerca que hermanos (inglés)

Dana Reeve/Wikipedia

Christopher Reeve/Wikipedia

Christopher y Dana Reeve Foundation

Cuerpos de LeLewy/Wikipedia

Robin Williams/Wikipedia

Daily Mail

Aunque diametralmente opuestos por la clase social que nos tocó vivir, este es un homenaje a quien terminó de inspirar mi vida, como por ejemplo a seguir siendo exactamente la misma persona después de mi lesión. Así como ayudar a las demás personas con discapacidad con mi trabajo. A ser feliz y agradecido al lograr formar una familia y tener amigos excepcionales. –Byron Pernilla.

ASODISPRO

Personas Productivas con Discapacidad

Tags: , , ,