Slogan de inclusión laboral

Revista Crónica: En busca de dignidad y oportunidades

Son personas con capacidades diferentes y sus historias de vida están llenas de lucha, esperanza, de solidaridad y de una búsqueda constante de oportunidades para ser útiles a la sociedad y poder realizarse como personas.

Fue el 30 de abril de 1989, tenía solo 18 años y decidimos con mis amigos del Instituto Central, jornada nocturna, ir a pasar un buen día en el Lago de Amatitlán. Yo no conocía la profundidad del lago y no me percaté que se podían ver a simple vista los cimientos del muelle y sin medir las consecuencias me tiré del puente de forma vertical. Al caer topé con el fondo, todo mi peso cayó sobre mi cuello, sobre mis cervicales y al instante quedé cuadripléjico, ya no pude mover ninguna otra parte de mi cuerpo.

Me ocurrió algo curioso en el hospital, algo muy pequeño me permitió un logro muy grande, las moscas se paraban en mi nariz y yo llamaba a las enfermeras, pero cuando se dieron cuenta que era para que me espantaran las moscas ya no llegaban.

Una noche escuche que una le dijo a la otra, no vallas, es por las moscas. Me enojé tanto que dije: voy a poder… y después de muchos intentos, Dios me hizo un milagro, levanté mi brazo y lo dejé caer en mi cara y así aprendí a mover mis brazos; lamentablemente, ningún otro miembro de mi cuerpo respondió desde ese día y hasta hoy no puedo mover los dedos de mis manos.

Mi padre, una persona de escasos recursos, y mi hermana me cuidaban ya que quedé totalmente dependiente y durante un año no me moví de la cama. No sabían qué hacer conmigo. A los 19 años me llevaron al hospicio San José, que antes era para personas desahuciadas, es allí donde recibí rehabilitación mental y dejé de sentir lástima por mí mismo. Me di cuenta que hay muchas personas con discapacidad que viven en abandono y soledad, no hay quien vele por sus derechos y necesidades y lo más difícil es que no generan recursos para poderse sostener.

Esta es la historia de Byron Leonel Pernilla Ríos desde hace 26 años se moviliza en silla de ruedas, luego de quedar tetrapléjico, tras el accidente. Esta discapacidad no le ha impedido, sin embargo, ser una persona emprendedora, propositiva, creativa, dadivosa e incluyente.

Sin límites

Desde hace algunos años, haciendo uso de un guante de motorista, al que le adaptó un desarmador para que haga la función de un dedo, escribe en computadora casi a la velocidad de cualquier persona. Se ha vuelto un experto y eso le abrió las puertas a su primer trabajo como auxiliar de contabilidad hace algunos años, pese a que solo cursó el tercer año de secundaria.

La discapacidad no es incapacidad, afirma Pernilla Ríos y lo demuestra con la vida multifacética que vive cada día y con la inquietud en su corazón por ayudar a otras personas con discapacidad. En 2009 creó la Asociación de Personas Productivas con Discapacidad (Asodispro), bajo el lema: gente diferente, haciendo cosas positivamente diferentes.

Este joven que ha dejado de lado su discapacidad y los obstáculos que en Guatemala debe enfrentar para llevar una vida digna, pero diferente a la de la mayoría, y forjar sus propias sendas cada día como cuando se planta para dictar conferencias a estudiantes de maestría en Negocios Electrónicos de la Universidad Galileo, cuando trabaja en diseño gráfico o en su microempresa.

Así como al esforzarse y ganar el segundo lugar en el premio Proyecto Futuro, Sitio Latinoamericano Exponet 2008, al hacer su trabajo de editor de noticias para la empresa CREAN o cuando coloca su pincel en la boca y plasma en un lienzo con óleo, la belleza que ven sus ojos en un paisaje.

El proyecto de Asodispro creado por Pernilla Ríos es ahora administrado por cinco personas más, también discapacitadas pero cobijadas bajo un mismo lema, dignidad. Estas son personas, que buscan su felicidad luego de aceptar sus diferencias, deciden enfrentar la vida como es y, además, buscan ayudar a encontrar el propósito en la vida de las personas discapacitadas que aún no lo han encontrado.

Queremos ser personas dignas, útiles, queremos pagar nuestros impuestos y aportar para nuestras casas y nuestras familias, en lugar de ser una carga para ellos, en vez de victimizarnos, aseguró también Mónica Figueroa Morales, quien padece una paraplejía por esclerosis múltiple, pero que logró unos años antes de que esta enfermedad la afectara gravemente, graduarse de traductora jurada de inglés y ahora es Secretaria de Relaciones Públicas de Asodispro.

Inclusión laboral, el objetivo

La joven, quien además es diseñadora de joyas y bolsos, al tiempo que estudia una carrera universitaria, explicó que cuentan con el sitio web en internet www.asodispro.com, el que considera es un puente entre empresarios sensibilizados con esta realidad y al mismo tiempo visionarios que buscan dar la oportunidad de un empleo a los discapacitados que quieren hacer la diferencia en este país y ser útiles a la sociedad porque se han preparado y son capaces. Somos discapacitados pero no incapaces, enfatiza Figueroa Morales.

La misión de Asodispro, comenta la traductora jurada, está en divulgar toda la información del mundo de la discapacidad, con la visión de cambiar la forma en que la sociedad percibe la discapacidad, sensibilizarla pero no por lástima, sino a través de usar nuestra capacidad y la dignificación de la persona.

El principal objetivo es encontrar la inserción laboral de las personas con discapacidades diferentes, utilizando todos los medios posibles, agrega la entrevistada que fue diagnosticada con esclerosis múltiple a la edad de 24 años.

Luego de aceptar que era una persona con capacidades diferentes, a finales de 2012, Figueroa Morales empezó a buscar trabajo. Al principio, recuerda, fue muy difícil y encontró la página web de Asodispro y se dio cuenta que allí habían muchas opciones para hacer, escribió correos, envió su currículo y después de un tiempo le ofrecieron la secretaría de Relaciones Públicas.

Esto me cambió la vida. Yo ni me lo esperaba y dije bueno sí, por qué no, empecé y ha sido algo lindo que me ha hecho descubrir muchas cosas de mí misma, con mi silla de ruedas he estado en la radio, en televisión, he sido maestra de ceremonias y muchas otras cosas más que me hacen sentir muy bien, he podido trabajar como intérprete y trabajado por internet, en traducciones, el trabajo que viene lo hago, dice Figueroa.

Luego, a modo de conclusión agrega: la discapacidad está en el cuerpo y para vivir no es tan importante el cuerpo sino la mente. Al final descubrí que me detengo por lo que tengo en la mente, puedo llegar en silla de ruedas, en camilla, con bastón, en lo que sea, pero puedo llegar a un lugar para trabajar, para cumplir mi sueño, yo puedo llegar a lograr mis metas de vida, solo quiero una oportunidad.

El 11 de abril 2014 fue publicada en Revista Crónica una entrevista realizada a Mónica Figueroa Secretaria de Relaciones Publicas y Byron Pernilla director de Asodispro. El propósito de la publicación fue informar de dos de los objetivos principales de la organización: la inclusión laboral y la dignidad de las personas con discapacidad. Agradecemos al connotado periodista Lic. Gonzalo Marroquín y la amabilidad de la periodista Maricel Diéguez.

ASODISPRO

Personas Productivas con Discapacidad

Tags:

A la memoria de Felix David Pernilla Chavez

Cuenta ONG FELIX Número 3445608110 BANRURAL

© 2019 ASODISPRO. All Rights Reserved.